«Tengo unos pelos en las cejas que podría lijar madera»
Sílvia Abril